Home > Noticias Fundación COSO > 13ª Sesión de Trabajo de la Fundación COSO

JUSTICIA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

26 de febrero de 2005

La Jefa de Prensa de la Audiencia Nacional, Maite Cunchillos, destacó en su intervención que España es el único país de Europa en el que se permite a las cámaras de televisión el acceso a los juicios. Esta medida supone un avance notable respecto a otros países de la UE, como es el caso de Francia, Alemania y Gran Bretaña, que son más restrictivos en el acceso a información audiovisual de los juicios. “Los periodistas –dijo- no piden que se regule por ley el acceso a los tribunales, pues esa norma podría ser más restrictiva de lo que está siendo la práctica consensuada”.

Cunchillos lamentó que muchos medios de comunicación no dispongan de código deontológico, pues “las actuaciones éticas deberían ser fomentadas por la dirección de cada medio”. En este sentido, la responsable de prensa de la Audiencia Nacional señaló que, en ocasiones, las informaciones publicadas “han puesto en peligro” investigaciones que se estaban llevando a cabo, hasta el punto de suspender las actuaciones previstas en el ámbito de dicha investigación. Respecto al protagonismo de algunos jueces, comentó que “más que jueces estrella hay casos estrella, y jueces que no se atreven a desarrollarlos”, y destacó que “la inmensa mayoría de los jueces son muy independientes”.

Francisco Monterde, magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, afirmó que los Tribunales “necesitan órganos de apoyo especializados en comunicación”, lo que en parte se ha resuelto con el reciente protocolo que dota de gabinetes de prensa al Tribunal Supremo, a la Audiencia Nacional y a los Tribunales Superiores de las 17 Comunidades Autónomas. “Los Tribunales –afirmó- han de trabajar entre paredes de cristal”. En relación con los juicios paralelos que se dan en los medios de comunicación, simultáneos con las vistas judiciales, Monterde resaltó el daño que éstos producen, al inducir en el público unas expectativas que pueden no responder a la verdad y vulnerar el derecho constitucional de presunción de inocencia del encausado. “Los juicios paralelos terminan dañando la credibilidad de nuestro ordenamiento jurídico” explicó Monterde, quien mencionó el caso de Dolores Vázquez, encausada como presunta autora de la muerte de Rocío Waninkof y su posterior puesta en libertad tras demostrarse su inocencia. Monterde resaltó “lo difícil que resulta ahora restituir su imagen dañada”.

En la Jornada, organizada por la Fundación COSO en colaboración con el Tribunal Superior de Justicia de la CV, participaron también Juan Luis de la Rúa, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, José Luis Boronat, presidente de la Fundación COSO, Fernando Alandete, Decano del Colegio de Abogados de Valencia y Fernando de Rosa, Secretario Autonómico de Justicia e Interior, que clausuró la Jornada.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies