Home > Noticias Fundación COSO > 24º Seminario Profesional COSO

OTRA TELEVISIÓN ES POSIBLE. ALTERNATIVAS A LA TELEBASURA

3 de abril de 2004

El crítico de televisión de Las Provincias José Javier Esparza apostó ayer en Valencia por “una televisión libre, responsable, orientada al servicio social, sometida a criterios éticos profesionales, y sensible a los derechos del público” durante su intervención en el Seminario profesional organizado por la Fundación COSO sobre “Otra televisión es posible: alternativas a la telebasura”.

Ante casi un centenar de profesionales, Esparza recordó cómo el inicio de las cadenas privadas “abrió grandes expectativas sobre la mejora del medio, que se desvanecieron ante la homogeneidad de las programaciones y el retroceso alarmante del debate público sobre la calidad”.

Esparza se mostró convencido de que “la televisión que tenemos no es la que el público quiere. Los programadores están muy condicionados por la publicidad y aplican la ley del mínimo esfuerzo”. La naturaleza visual de la televisión tiende a primar el espectáculo sobre la reflexión.

Como recetas para mejorar el actual modelo de televisión, José Javier Esparza propuso la puesta en marcha de un consejo audiovisual como órgano de regulación y con capacidad ejecutiva suficiente para velar por la ética de los contenidos y el respeto al telespectador.

En el Seminario intervinieron también Joan Carreras, jefe de programación y proyectos de TV3; Enrique Darriba, director de contenidos de Trivisión; y el director general de la cadena Popular TV, Alejandro Samanes. Carreras explicó que “la eficacia del Consell Audiovisual Català en la mejora de los contenidos es limitada, ya que su capacidad de actuación sólo alcanza a TV3, y no a las de ámbito estatal”. Enrique Darriba señaló que se deben fomentar las áreas en las que ya se hace televisión de calidad, como son la ficción nacional e internacional, determinados concursos y los informativos, y propuso la necesidad de que “productores, programadores y políticos pacten un código audiovisual que limite los contenidos de los programas que rocen el buen gusto y la legalidad”.

Por su parte, el responsable de Popular TV describió el proyecto en expansión de este grupo de emisoras locales, al que calificó de alternativa a las televisiones generalistas, que ofrece una programación para toda la familia inspirada en los valores cristianos. En su opinión, el ‘apagón análogico’ del 2011 propiciará la regulación del caos actual de las televisiones locales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies