En 2015 su cargo fue renovado con el respaldo de PP, PSOE e IU y, en 2016, su gestión fue premiada con una Antena de Oro

Antonio Virgili es Doctor en Comunicación Pública por la Universidad de Navarra y especialista en televisiones públicas. Combina su actual cargo con la coordinación de CIRCOM (Asociación Europea de Televisiones Públicas Regionales), que agrupa a más de 300 emisoras. En el año 2013, presidió la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (Forta).

Apuntemos alto: ¿qué se podría trasladar de un modelo de televisión pública como la BBC a la televisión asturiana? 
La BBC es un modelo de servicio público. Es mucho más difícil hacer televisión pública que privada; nosotros tenemos que cumplir con un cometido de servicio público, que se haga realidad y haya audiencia. Y esas personas no son cautivas, las tienes que conseguir, con un modelo sugerente y atractivo.

¿Se puede hacer una buena televisión pública con pocos medios?
Sí se puede, es una cuestión de convencimiento entre tus profesionales. Es necesario respetar a la audiencia, sin adoctrinar, simplemente contando lo que sucede. La tele pública es de los contribuyentes, que son quienes la financian, no del gobierno de turno o incluso de los trabajadores.

Leer toda la entrevista