JUAN MESEGUER ACEPRENSA 5.MAR.2015

Las preferencias de los lectores no solo están diciendo a los periódicos por dónde deben ir sus innovaciones técnicas: a veces, también influyen en la selección de los contenidos. Los últimos cambios realizados en tres grandes cabeceras tratan de conciliar la fidelidad a la misión periodística y la necesidad de complacer a una audiencia cada vez más necesaria para su subsistencia.

La estrategia del Financial Times (FT) de cobrar por la lecturaonline alcanzó un hito importante en 2012 cuando, por primera vez, los suscriptores digitales sobrepasaron a los de la edición impresa. La tendencia ha ido a más y ahora el 70% de los lectores que pagan son digitales (casi 504.000), según los resultados de 2014.

Además de ampliar su audiencia de pago –la mayor de su historia en papel y digital–, el FT está consiguiendo que los lectores pasen cada vez más tiempo conectados a su web. Lo que le ha permitido experimentar con un nuevo tipo de publicidad: los anunciantes pagan en función del “tiempo de exposición” de los lectores a sus anuncios.

Otro dato que marca tendencia: el móvil es la vía de acceso a la web del FT que más está creciendo (casi la mitad del tráfico total). Por eso, este año tiene previsto lanzar una nueva web diseñada en primer lugar para ser leída a través del móvil.

Leer todo el artículo