Alicia Bonillo: Millones de toneladas de ropa se desechan cada año

El pasado 7 de marzo tuvo lugar la tertulia de COSO Moda con Alicia Bonillo. Habló sobre Hacktivismo de moda: propuestas sostenibles a través del diseño.  Bonillo comenzó definiendo el Hacktivismo de moda como una práctica social que trata de explorar el nuevo papel del diseño para la moda convulsa del momento. Afirmó que es un espacio inmerso en amplios retos colectivos de diseño, pirateado, sintonizado y compartido entre muchos participantes del activismo, y recomendó la lectura del libro de Otto Von Busch, Fashion-able.

Alicia comentó la distinción entre la falsificación de ropa, que pretende reproducir el original de la manera más fiel, y el hacker o pirata, que gracias al upcycling ( o suprarreciclaje: es transformar un desecho en un producto de mayor calidad y valor ecológico) crea un producto nuevo que antes no existía.

La profesora Bonillo expuso que la perspectiva ecológica en el sector textil mundial manifiesta una crisis ambiental de grandes dimensiones, que sacudirá la estabilidad de la estructura actual que conocemos en la industria de la moda. Aludió a los modelos acelerados de producción que inundan los mercados de productos textiles, y a su vez, millones de toneladas de ropa se desechan cada año.

También habló sobre las nuevas legislaciones que se están centrando en conseguir un diseño más sostenible, y se proyectan a un futuro de paradigma circular. Comentó que en Europa se ha firmado el Green Deal, que obliga a decir qué vas a hacer con el resíduo de tu textil. Confirmó que España es uno de los países que tiene prohibido quemar los excedentes de producción no vendidos para no devaluar la marca.

Bonillo manifestó que el contexto social es el del hiperconsumo, y que la conexión constante a las tecnologías digitales ha generado contra tendencias que apuestan cada vez más por la desglobalización. Así emergen en la industria de la moda nuevos retos en búsqueda de fronteras alternativas y sostenibles.

La profesora comentó que la transición en modelos de negocio sostenibles basados en el diseño ecológico requiere completar el círculo a partir de reutilización. Así la moda vintage reutiliza ropa de segunda mano. Apps como Vinted, para el pequeño usuario, o Vestiaire Collective destinada al sector de lujo. Además el mercado de alquiler de prendas o prét á louer. Especificó que el modelo de usar y tirar va a estar perseguido, y que el índice de reparabilidad es ya un hecho, y pronto llegará a las legislaciones el derecho a reparar.

Alicia Bonillo habló del proyecto del sector infantil de moda y de su propuesta “Resize Project, unplugged Kids” que apuesta por la circularidad en la educación de la moda. La metodología consiste en crear una colección infantil a partir de excedentes productivos reconvertidos en nuevos diseños. Comentó que se centra en el reciclaje, que integra la expresión reconvertir transformando y metamorfoseando prendas para que tengan una nueva utilización.

La invitada defendió que el futuro consciente que proyectamos, como resultado,  pasa por una desaceleración productiva del sector, junto a soluciones que ofrece el diseño, unido al concepto transversal sostenible, y ligado a la responsabilidad social corporativa de las empresas. Dijo que se trata de un futuro circular diseñado a partir de materiales reciclables, fabricado para durar, cuyo objetivo es crear prendas que se puedan aprovechar al máximo alargando su ciclo de vida.

La profesora finalizó animando a los asistentes a reducir el consumo de ropa y poner su granito de arena en este proceso de cambio.

 

 

Compartir:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar